El primer paso para ser una persona emocionalmente inteligente es ser capaz de reconocer lo que se siente en cada momento, saber expresar y regular las emociones en el respeto de sí mismo y de todos los que están alrededor. Solo así una persona puede conocerse a sí misma y a sus peculiaridades, sentirse segura y desarrollar una buena autoestima, además de relacionarse con el mundo exterior de manera empática y auténtica.

¿Qué tenemos que hacer los padres y los educadores para ayudar a nuestros niños y niñas a que sean este tipo de personas?

El taller consta de una sola sesión de 2 horas y media y va dirigido a las familias y a los profesionales de la educación.

Calendario del Taller: