August 19, 2015

Please reload

Entradas recientes

Erase una vez...el poder de los cuentos.

30 Sep 2015

 

 

Durante las vacaciones, así como todo el año, pasar del tiempo con vuestros hijos antes de que se vayan a la cama es un momento muy íntimo para compartir y reforzar vuestro vínculo afectivo. Los niños adoran los cuentos, sobre todo si quienes se los cuentan son sus padres. Hay muchas razones para afirmar que la lectura y la escucha de historias son momentos muy importantes para el desarrollo de vuestros pequeños (y menos pequeños).

Vamos a ver cuáles son estas razones.

  • Leyendo o contando fabulas, los niños escuchan y comparten emociones, sensaciones y pensamientos. Hablando de los protagonistas y poniéndose en su lugar en la historia, pueden llegar a vivir por segunda vez algunos episodios de su vida cotidiana de los cuales no pudieron o no supieron hablar en su momento.

  • Los cuentos son verdaderas lecciones de educación emocional. Hablar del contenido del cuento ayuda en la gestión y en la regulación de sus emociones. Favorece la percepción de la realidad y la identificación con algunos personajes puede ayudar en la gestión de algunas emociones como el miedo o la rabia.

  • Los cuentos representan el pasaje entre dos mundos, el real y la ficción y por eso representan un estimulo para la curiosidad y la imaginación; si el niño se ve involucrado en la historia tiene más ganas de saber cómo se desenvuelve el protagonista y su aventura, se hace preguntas y su objetivo de encontrar respuestas favorece el desarrollo de su pensamiento cognitivo, del razonamiento  y de la creatividad. Los cuentos fantásticos conllevan un desahogo de su libertad, fantasía e imaginación que en la vida real es más difícil de aflorar.

  • Asimismo, fabulas, cuentos y leyendas son un momento de relajación y serenidad. Este tiempo ayuda el niño a dejar el día y entrar en la etapa de la noche, a menudo momento de oscuridad y ocasión de angustia. Compartir estos instantes con vuestros hijos, crea una situación de intimidad que fortalece el vínculo afectivo y favorece la relajación para poder descansar tranquilamente y con seguridad.

Erase una vez…mi propia historia

 

¿Y qué os parece la idea de inventar una pequeña historia para vuestros hijos, o porque no, junto a ellos? Es una manera para entretenerse un rato y aumentar la participación y la intimidad, además de fortalecer su creatividad, y también la vuestra. Todos los cuentos tienen la misma estructura, así que también el vuestro tendrá que tener:

 

  • Unos personajes peculiares;

  • Una ambientación en el tiempo y en el espacio;

  • Un problema para solucionar;

  • Una conclusión con su relativa moraleja.

Al respecto, os dejo algunas ideas para improvisar vuestras propias historias:

  • Los personajes son los protagonistas de las historias y por eso parte fundamental para que vuestros hijos se identifiquen con ellos, además de entretenerlos con sus aventuras. Si estáis imaginando una fabula junto a ellos, animadles a que sean vuestros niños quienes los inventen y así pueden liberar sus fantasías. Además podría ser útil que el héroe de la historia tuviera al menos un aspecto o una característica propia de vuestro hijo para que este pueda imaginarse y figurarse en su lugar.

  • La dificultad que surge, o sea el tema principal del cuento, puede ser representada por una situación o un personaje, la típica figura del malvado con la que hay que enfrentarse.

  • Utilizar asociaciones ilógicas puede ayudar el desarrollo del pensamiento cognitivo, la imaginación y la creatividad, y a la vez hace que la historia resulte más divertida. Es decir, relacionar dos palabras que no tengan nada que ver la una con la otra, como por ejemplo “pez” y “coca-cola”, ya te da el íncipit para una buena fabula: “Erase una vez Burbuja, un pez que podía nadar solo en un mar de coca-cola…”

  • La conclusión del cuento corresponderá con la solución del problema, su moraleja será el momento más educativo y de enseñanza para el niño.

  • En pocas palabras, los cuentos infantiles necesitan sencillez y continuidad en sus acciones y pocas informaciones para describir lo que está ocurriendo. La repetición de los hechos, además, favorece incrementar la comprensión por parte del niño.

En general la lectura de cuentos es un momento para compartir o para ayudar al niño a abrirse a un dialogo que en otras ocasiones no se presentaría. Es muy importante elegir bien el cuento según los intereses de vuestro hijo, sus edad o según una situación específica vivida.

Y ahora a descansar y a disfrutar de una buena historia…

 

 

 

 

Image 1: 'Dorothy - The Wizard of Oz'

http://www.flickr.com/photos/98032172@N05/14091460726 

Found on flickrcc.net

 

Image 2: 'Fairy Tales' 

http://www.flickr.com/photos/46259794@N02/7763112436 

Found on flickrcc.net

 

Image 3: 'Writing- Pen & Paper'  

http://www.flickr.com/photos/84060832@N06/7791363520  

Found on flickrcc.net

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo

(+34) 618 54 96 73

francesca@magaripsicologia.com

  • Facebook Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

Aviso legal y protección de datos.

© Todos los derechos reservados.